Dr. Córdoba Guzmán
Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

cirugia-plastica-alicante

¿Sales todas las mañanas a correr y tus pechos son una molestia? Sus dimensiones pueden estar afectando a tus hábitos de entrenamiento

Si superas la talla 90 de sujetador, hacer deporte es todo un reto. Actividades como el ‘running’ o saltar a la comba se convierten en una pesadilla de dimensiones únicamente comparables a la copa de tu sostén.

Para muchas de ellas, la incomodidad de los senos es un hecho con el que tienen que convivir, especialmente cuando se trata de entrenar. Y no es de extrañar: hay varias investigaciones que demuestran que se mueven en todas direcciones al hacer ejercicio físico. No solo de arriba a abajo, también de lado a lado. Además, estos movimientos dolorosos tienen un efecto muy negativo en tu salud.

Una investigación realizada en 2015 descubrió que, para 249 mujeres encuestadas, los problemas relacionados con los senos eran el cuarto mayor impedimento para hacer ejercicio (después de la energía y la motivación, las limitaciones por tiempo y la salud). También explicaron el porqué: no pudieron encontrar el sujetador deportivo adecuado, experimentaron dolor en el pecho o se sintieron avergonzadas mientras entrenaban. Además, un grupo de investigación de la Universidad de Portsmouth indicó que una de cada cinco mujeres se niega a hacer ejercicio debido a la talla de su escote.

Fitness para todas

Hay movimientos perfectos para las que tienen mucho pecho y algunos ejercicios que puedes hacer para reforzar la zona. También es muy importante elegir un buen sujetador deportivo que se adapte a las necesidades de cada una. La talla del sujetador debe ser la correcta, y para eso es imprescindible probárselo: la cinta que va debajo del busto debe ajustarse, pero no cortar la circulación. En cuanto a la copa, si usas una pequeña (A o B) el ‘bra’ debe ser de compresión, tipo top; si es grande (C o D) debe recoger el pecho pero no comprimirlo, mejor si recoge una mama por cada lado.

Todo depende del deporte que vayas a hacer. Dependiendo del grado de impacto, debes escoger una prenda con mayor o menor sujeción. Por norma general los que mejor lo hacen son los que tienen espalda de nadador. Además, según una nueva investigación, no solo las mujeres con senos más grandes hicieron menos ejercicio que las que tienen senos más pequeños, sino que esto sucedió en todas las edades e índices de masa corporal (IMC).

Si superas la talla 90 de sujetador, hacer deporte es todo un reto. Actividades como el ‘running’ o saltar a la comba se convierten en una pesadilla de dimensiones únicamente comparables a la copa de tu sostén.

Para muchas de ellas, la incomodidad de los senos es un hecho con el que tienen que convivir, especialmente cuando se trata de entrenar. Y no es de extrañar: hay varias investigaciones que demuestran que se mueven en todas direcciones al hacer ejercicio físico. No solo de arriba a abajo, también de lado a lado. Además, estos movimientos dolorosos tienen un efecto muy negativo en tu salud.

Una investigación realizada en 2015 descubrió que, para 249 mujeres encuestadas, los problemas relacionados con los senos eran el cuarto mayor impedimento para hacer ejercicio (después de la energía y la motivación, las limitaciones por tiempo y la salud). También explicaron el porqué: no pudieron encontrar el sujetador deportivo adecuado, experimentaron dolor en el pecho o se sintieron avergonzadas mientras entrenaban. Además, un grupo de investigación de la Universidad de Portsmouth indicó que una de cada cinco mujeres se niega a hacer ejercicio debido a la talla de su escote.

Fitness para todas

Hay movimientos perfectos para las que tienen mucho pecho y algunos ejercicios que puedes hacer para reforzar la zona. También es muy importante elegir un buen sujetador deportivo que se adapte a las necesidades de cada una. La talla del sujetador debe ser la correcta, y para eso es imprescindible probárselo: la cinta que va debajo del busto debe ajustarse, pero no cortar la circulación. En cuanto a la copa, si usas una pequeña (A o B) el ‘bra’ debe ser de compresión, tipo top; si es grande (C o D) debe recoger el pecho pero no comprimirlo, mejor si recoge una mama por cada lado.

Si te gusta el deporte y no quieres renunciar a él lo mejor es que elijas un sujetador deportivo adecuado y ejercicios que no provoquen mucho movimiento

Todo depende del deporte que vayas a hacer. Dependiendo del grado de impacto, debes escoger una prenda con mayor o menor sujeción. Por norma general los que mejor lo hacen son los que tienen espalda de nadador. Además, según una nueva investigación, no solo las mujeres con senos más grandes hicieron menos ejercicio que las que tienen senos más pequeños, sino que esto sucedió en todas las edades e índices de masa corporal (IMC).

El tamaño importa

No abandones el ejercicio. Prevee las molestias antes de dejar tu cuerpo. Haz movimientos que impliquen la zona del pectoral: ayudan a mantener una musculatura fuerte y harán que el pecho se asiente mejor. El ideal son las flexiones de pecho o ‘push-ups’: puedes comenzar haciendo de pie frente a una pared, después en el suelo, pero apoyando las rodillas y, finalmente, sobre la punta de los pies.

Para hacer cardio, si te molesta mucho el pecho, lo mejor es dedicarse a actividades que no tengan mucho impacto, como por ejemplo la bicicleta: el spinning es una forma ideal de trabajar las piernas y el corazón sin tener que pasar por estos apuros. La elíptica, la máquina de remo y la natación también son buenas opciones. Presta especial atención a la postura. Si te encorvas hacia delante para que se muevan poco es probable que sufras en la zona lumbar. Ten cuidado para no sufrir y elige bien su sujeción.

Fuente: www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2019-03-17/tamano-pechos-importa-entrenar-hacer-ejercicio-salud_1881730/

Una de cada cinco mujeres se niega a hacer ejercicio debido a la talla de su escote y es el cuarto impedimento para hacer deporte

Dutch English French German Russian Spanish